lunes, 27 de julio de 2015

Mi última cita con mi ex

(INCISO: si has llegado a través de mi barquito de "Busco sonrisas" entonces pulsa AQUÍ)

Este es mi poema más largo (112 versos) y con más cambios de ritmo y matices de voz cuando lo recito en directo (el texto en cursiva es voz femenina). Los versos son endecasílabos con rima asonante y su esquema también varía, pero suele seguir el patrón de ABBA y ABAB.


          Mi última cita con mi ex
          
          ¿Qué tal todo, Alberto, qué tal estás?
          Espero que muy bien con tus amigos.
          Yo… echo de menos hablar contigo,
          A ver si un día podemos quedar.
          
          Cuando quieras, ¿vale?, ya me dirás.
          Un día que puedas, no corre prisa,
          Pero no te olvides de nuestra cita,
          Que nos tenemos mucho que contar.
          
          ¿Que nos tenemos mucho que contar?
          Tú sí que tienes mucho cuento, anda,
          Y no me parece correcto. Nada.
          Pero acepto, hay cuentas que saldar.
          
          Así es como tú escribes tu correo
          Y así también como yo estoy de acuerdo,
          Porque siendo honesto, desde hace tiempo,
          Merezco explicaciones, por derecho.
          
          ¡Bah! Mi ex novia pidiéndome quedar…
          ¿De repente me quiere hablar? ¿De qué?
          Hace meses que no me quiere ver,
          Aunque nunca me ha dicho qué hice mal.
          
          Más bien fue así, me dijo ella: “Mira,
          Tú piensa en ti, olvídate de mí”.
          ¡Qué maravilla! La frase altruista
          Que tan es dicha por gente egoísta.
          
          Me encanta, es que me parto de risa.
          Es que qué bien suena, dicho así, claro,
          Pero date cuenta: ¿qué significa?
          Que no te doy explicaciones, guapo.
          
          Nunca algo tan desinteresado
          Sonó por cierto tan interesante.
          Y a pesar de que me haga el despistado,
          Quiero saber bien por qué me dejaste,
          
          Ya que lo único que me dijiste
          Es que no soportabas la distancia.
          Sin embargo hablarte no era posible,
          Tú siempre me esquivaste, eso hiciste.
          
          Dime: ¿qué distancia?, ¿la que se mide
          Hasta donde yo podía llegar,
          O más bien la distancia que se mide
          Hasta donde tú querías quedar?
          
          Total, que quedamos en un kebab,
          Espectacular, con un gran sofá.
          Pero se sienta muy acurrucada
          Y me planta sus pies como si nada.
          
          Creo que aquí no hay el mismo interés,
          A mí me ha invadido la dejadez:
          -¿Te importa si pongo encima los pies?
          -Tengo hambre, yo ya quiero comer.
          
          No hay manera de llegar al asunto:
          -Bueno, ¿qué?, te toca hablar, yo te escucho.
          -¡Ay!, no sé, es que estás muy raro, Alberto.
          Y se calla al venir el camarero.
          
          Pobrecita, es un momento tenso,
          Voy a intentar que no sea un esfuerzo:
          -¡He!, bonita, no tengas miedo, ¿vale?
          Simplemente explícame todo. Dale.
          
          -Ya te lo dije, era la distancia.
          Anda, no le des ya más importancia.
          Me toma por el pito del sereno…
          Y ya no sé qué pinto aquí, en serio.
          
          Pero me asusta verte tan cambiado,
          No te reconozco, ¿qué te ha pasado?
          Antes eras muy dulce, muy salado.
          No eras tan ácido, tan amargo.
          
          ¡Vaya! ¿Estamos jugando a los médicos?
          Tanta revisión me está dando vértigo.
          ¡Mejor que mi otorrinolaringólogo!
          ¿Qué tal si ahora soy yo tu oftalmólogo?
          
          ¿Ya? ¿Vas a dejar de hacerte la lista
          O tienes que graduarte la vista?
          ¿Te pido cita para el oculista?
          Hazme un favor y mírate a ti misma.
          
          Soy lo mismo que tú, trae un espejo.
          Soy igual que tú cambiado de sexo.
          ¿No te das cuenta? Fuiste mi maestra.
          Te he copiado, ésta es tu presencia.
          
          ¿No te acuerdas? Me lo dijiste así:
          “Tú piensa en ti, olvídate de mí”.
          Pues tal cual es lo que hice, princesa,
          Ahora no me juzgues con sorpresa.
          
          Te has quedado muda. Como los ángeles
          Pensabas que lo tuyo era inocuo,
          Y sin embargo, has creado un monstruo.
          ¡Oye! Igualita que el Doctor Frankenstein.
          
          ¡Otro médico, mira tú por dónde!
          Otro que se pone a jugar a tope,
          Pero sólo en literatura clásica.
          ¿Llamo a un médico real? Estás pálida.
          
          Ya dejo de ser Mister Hyde, tranquila,
          Vuelvo a ser el Doctor Jekyll. ¿Doctor?
          Hay que montar un hospital, querida,
          ¡Cuántos médicos tengo alrededor!
          
          ¡Oh! Ya está aquí el kebab, mira qué bien.
          Perdóname, quita de ahí los pies.
          Poco más que añadir, que te aproveche
          (Sólo pienso en comer, soy un rebelde).
          
          Por cierto, para tu tranquilidad,
          Quien soy yo es mi personalidad,
          Pero eso no lo cambiaste tú,
          Lo que tú cambiaste fue mi actitud.
          
          Ahora soy Superman, que se te escapa,
          No soy el tonto de Clark Kent sin capa.
          No soy el majo de Bruce Wayne, soy Batman.
          Bienvenida a mi otra cara, ¡guapa!
          
          Alégrate, estoy siguiendo tus pasos,
          Porque al final te estoy haciendo caso:
          “Quédate con quien merezca la pena,
          Y quien no, pues que se vaya a la mierda”.
          
          Pues bien, yo sólo sigo tu receta,
          Sigo tu consejo al pie de la letra.
          ¡Ah! ¿Tú pensabas que estabas exenta?
          No, tú también vas, tú vas la primera.
          

En breve publicaré el vídeo donde lo recito yo mismo en mi canal de YouTube. Si quieres leer el resto de poesía que escribo, pulsa la clasificación de entradas de Poemas propios.

Clasificación de entradas