miércoles, 30 de diciembre de 2015

Recapitulación de 2015

(INCISO: si has llegado a través de mi barquito de "Busco sonrisas" entonces pulsa AQUÍ)

Este año ha resultado muy significativo en cuanto a objetivos, tanto on-line como off-line, y mi afición de recitar poemas y hacer trucos de magia se ve positivamente eclipsada por las actividades desarrolladas en otras áreas donde aplicar lo anterior. A lo largo de 2015 hemos superado las siguientes cifras en mis seis plataformas de Internet:

  • En mi canal de YouTube principal: un millón de reproducciones totales, y el vídeo menos visto supera las 10.000, que corresponde con la mitad de mis seguidores, lo cual es un dato muy digno teniendo en cuenta los promedios generales de la mayoría de canales. Además el vídeo de "No te rindas" superó las 100.000 reproducciones.
  • En mi canal de YouTube secundario, que actualmente se reserva para los vídeos con copyright, el "Despertador motivador" superó las 100.000 reproducciones y el vídeo menos visto casi dobla el número de seguidores, de modo que mi canal más antiguo desde 2006 sigue con buenas estadísticas.
  • En mi SoundCloud: 111.111 escuchas totales y el audio menos escuchado supera las 1.111, cifra que dobla el número de seguidores en dicha plataforma.
  • En Blogspot: 100.000 visitas y una actualización completa de la interfaz.
  • En Twitter: 10.000 seguidores y también la cifra de 3.333 tuits publicados.
  • En Facebook: 3.750 seguidores con un notable aumento de las interacciones.

Pero lo mejor del año sin duda alguna han sido los logros alcanzados off-line. He sido locutor para un reportaje de deportes en RTVE, he sido ponente en conferencias de jóvenes emprendedores y en cursos de escuelas de emprendedores, he impartido un curso de cómo hablar en público en centros de educación superior.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Prólogo para "Luces y Sombras"

(INCISO: si has llegado a través de mi barquito de "Busco sonrisas" entonces pulsa AQUÍ)

Hoy se hace público el nuevo poemario de Nachorte, del cual ya recité su poema "Fantasmas" en YouTube y muchos más suyos en recitales en directo. Independientemente del cariño que le tengo, os recomiendo su obra y os invito a leer el prólogo que me ha pedido para esta publicación:

Me presento como el violín solista de las sinfonías de Nacho, si me permiten el símil con la música. Nacho es el compositor y director de la orquesta, yo soy el músico que interpreta con mi instrumento sus obras. Y en más de una ocasión mis cuerdas vocales han resonado con fuerza articulando sus letras, por eso me creo con la licencia de poder explicarles lo bonita que suena su poesía y la emoción que transmiten sus palabras.

Aquí se presenta una obra de las que uno se enamora, y aunque el prólogo vaya en prosa, ¿notan cómo suena esta estrofa? Les invito a leer lo anterior en voz alta y entenderán la noción de musicalidad de la que quiero que sean conscientes. Aunque Nacho nos deleita con algún soneto, no todos sus poemas siguen un patrón concreto, y eso para un poeta es un gran reto, pero si sale bien, es un éxito.

Verán, habida cuenta de la libertad estructural en la métrica de la poesía en las últimas décadas, es difícil que cualquier poema suene bien, créanme, sé de lo que hablo. Y para ser conciso, voy a ilustrarles con un ejemplo en términos textiles… Imagínense que quieren comprar una prenda de ropa: pueden adquirirla a través de Internet diciendo su talla (¡buena suerte!), pueden ir a un comercio físico para comprobar in situ qué tal les queda (si coincide con su talla), o pueden acudir a un sastre para “que se la diseñe a su medida exacta sea cual sea”. Esto último es lo que hace Nacho, ¿entienden?, él viste a los sentimientos sin dejar nada flojo ni apretado, y lo hace sin preguntar tallas, simplemente hace que todo encaje, y manteniendo libertad de movimiento. Por eso sus poemas pueden ser recitados con belleza, ya que su cadencia está bien medida, con sutileza.

Pero los sentimientos son como los pájaros: difíciles de coger con las manos, y aun consiguiéndolo es complicado no hacerles daño al sujetarlos para que no escapen. Por eso se recurren a las jaulas, sin embargo un pájaro enjaulado renuncia a su naturaleza de volar. Siguiendo con esta metáfora, aquí Nacho es el maestro de cetrería, él hace que por sí mismos se posen sobre sus manos y sigan libres de alzar el vuelo. Es aquí cuando el concepto de arte cobra más sentido, porque crear música, diseñar moda o tratar a los animales nunca son simples técnicas, son artes por definición, siempre hechas con pasión, dedicación y respeto.

Si quieren hacerse una primera idea, les propongo “V.I.D.A.” como sombra y “Ciencias exactas” como luz, dos poemas que como partituras de ejemplo marcan los diferentes registros, matices e incluso cambios de ritmo que van a encontrar aquí. En este poemario encontrarán retratos de momentos cuya imagen puede ser modelada por su mente sin darse cuenta, quizá porque se identifiquen con ciertas sensaciones, aunque sean con otro contexto: otro género, otras ciudades, otros vicios… no importa, eso es lo de menos.

Lo bueno de leer sobre sentimientos es que nos hace saber atravesarlos mejor cuando nos invaden sin control, para que los buenos se impregnen y los malos se escurran. Esta es una sacudida a esas emociones, porque, como dice Nacho, “estar vivo te obliga a demostrarlo” (del poema “Que pasen cosas”). Siendo copiloto de este conductor les digo: abróchense el cinturón, y por si acaso respiren hondo, que lo que viene a continuación les puede dejar sin aliento. Disfruten del viaje.

Clasificación de entradas